Contacta con nosotros +34 956360759

 Mi cuenta

¿Por qué se ponen los ojos rojos en las piscinas?

       

¿Se te han puesto los ojos rojos alguna vez después de tomar un baño en una piscina? ¿Qué es lo que lo causa? Te contamos porqué ocurre.

¿Por qué se ponen los ojos rojos en las piscinas?

¿Cuántas veces te has dado un baño en una piscina y has salido con los ojos rojos o con la piel irritada? ¿No te has dado cuenta de que esto suele suceder más en las piscinas cubiertas que las que están al aire libre? ¿A qué puede ser debido que se te pongan los ojos rojos? ¿Es el cloro en el único culpable o hay otros factores que lo provocan? Si estás interesado en la respuesta a estas preguntas lee atentamente este post. También te indicaremos algunos consejos sobre cómo solucionar estos problemas.

El cloro de la piscina no es el único culpable

Efectivamente. El cloro no es el único culpable. Podríamos incluso decir que en el caso de los ojos rojos o la piel irritada es inocente. Cuando a un nadador se le ponen los ojos rojos suele achacarlo al exceso de cloro. Sin embargo, el cloro tiene como misión acabar con las bacterias y microorganismos que se depositan en las piscinas.

Según un estudio del director adjunto del programa de Agua Saludable de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos, el doctor Michael Beach, el picor que sientes en los ojos se debe a la unión del cloro, la orina y el sudor que se acumulan en las piscinas.

Es decir, que el cloro, unido a la orina y el sudor crea un nuevo producto químico responsable de este color rojizo en nuestros ojos. Es la unión de los tres elementos lo que lo provoca y no el cloro únicamente. Esta unión es lo que provoca las cloraminas y éstas, las cloraminas son las responsables de estos síntomas.

Consejos para eliminar las cloraminas

  1. Por supuesto que la primera medida sería no orinar dentro de la piscina. Es totalmente insalubre como podéis imaginar.
  2. En las piscinas cubiertas se necesita, para evitar la concentración de cloraminas, una renovación del aire fresco. La medida es sencilla. Abrir ventanas y puertas para que el nuevo aire elimine dichas cloraminas y evitar que se produzcan escozores tanto en la piel como en los ojos.
  3. Hay que seguir controlando las cantidades de cloro que se introducen en las piscinas y también el nivel de PH.
  4. Es importante que antes de entrar a cualquier tipo de piscina, el nadador se duche para eliminar los restos de sudor y otras bacterias que pudiera transportar el cuerpo.
  5. Después del baño, otra ducha. Fundamental para poder eliminar los restos de cloramina del cuerpo.
  6. Utilizar gafas de baño también evitará que se te pongan los ojos rojos.
  7. En las piscinas al aire libre no está de más protegerlas con cubiertas, cobertores o lonas para evitar que el viento deposite en el agua de la piscina microorganismos como hojas, ramas, etc…

Cómo ha revelado este estudio norteamericano el cloro no es el responsable máximo de que se te irriten los ojos y la piel. Es un conjunto de factores propiciado por la orina y el sudor de los nadadores. La concienciación de los usuarios de la piscina, una buena ducha antes y después del baño y la renovación del aire del recinto donde está situada la piscina, debería ser suficiente para eliminar estas molestias.

¿Has sufrido alguna vez ojos rojos o piel irritada después de tomar un baño en una piscina privada o pública? ¿Cómo lo has combatido? ¿Te duchas antes y después de bañarte? Nos gustaría conocer tus opiniones en los comentarios.

Y, si te ha gustado este post, por favor, compártelo. Seguro que a algún amigo tuyo también le interesa.

Publicado el 22/10/2015 en Consejos para piscinas

       

RSS 2.0 (Consejos para piscinas) RSS 2.0 (Blog)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios

CATEGORIAS

Categorías del blog

Últimas entradas

Archivo