Contacta con nosotros +34 956360759

 Mi cuenta

Piscinas para bebés: Consejos para enseñar a nadar a un bebé

       

Hoy te vamos a hablar de la matronatación o ejercicios de natación para los bebés. Porque todo el mundo tiene que disfrutar de las piscinas, ¿no crees?

Piscinas para bebés: Consejos para enseñar a nadar a un bebé

Las piscinas son para todos. ¿A qué si? También para los bebés. En este post vamos a responder a algunas preguntas que todos los padres con bebés se han hecho alguna vez. ¿Qué edad es la más adecuada para meter al bebé en la piscina? ¿Qué pasos se han seguir? ¿Cuándo empiezan los peques a tener autonomía dentro del agua. Síguenos porque vamos a darte algunos consejos muy útiles.

Natación para bebés

La natación para bebés también recibe el nombre de matronatación, es decir, es la práctica de la natación de un bebé con su padre o madre. Es una práctica que  les aporta muchos beneficios. En realidad, la natación aporta beneficios para todos.

Ahora bien. Tienes que saber que la llamada matronatación no son clases para que aprendan a nadar en el sentido estricto de la palabra porque hasta los cuatro o cinco años de edad no adquieren la autonomía necesaria para moverse por ellos mismos dentro de una piscina. Se trata de que el bebé disfrute del agua con sus padres y, según muchos expertos la edad ideal para meter al bebé en la piscina son los cuatro meses.

Beneficios de meter al bebé en la piscina

  1. El bebé se encuentra seguro dentro de la piscina si está en los brazos de sus padres. Además, aumenta la relación afectiva entre bebé y padres.
  2. Si acudís a clases de matronatación que ya se importen en muchas piscinas, el bebé también comienza a socializarse fuera de su entorno familiar y se relaciona con otros bebés.
  3. Los expertos aseguran que este tipo de natación aumenta su coeficiente intelectual y se vuelven más creativos y observadores.
  4. Comienzan a adquirir nociones de desplazamiento lo que luego les servirá a la hora de aprender a caminar.
  5. Los músculos de todo el cuerpo de fortalecen con los movimientos dentro del agua de la piscina.
  6. Los padres tienen que elegir el horario adecuado, que no coincida con sus rutinas diarias como la siesta, la hora de la papilla, etcétera.
  7. Secar inmediatamente al bebé después del baño. Los cambios bruscos de temperatura todavía pueden ser contraproducentes.
  8. Los padres deberían llevar siempre un calzado adecuado para evitar resbalones en el entorno de las piscinas. Recuerda que hay pisos muy resbaladizos. En cuanto el bebé empiece a caminar, también debería llevarlo.
  9. En caso de que los niños ya caminen, evitar que corran por la piscina para evitar precisamente los resbalones.
  10. Nunca hay que dejar de vigilar al bebé, tanto dentro de la piscina como fuera.

Consejos prácticos para dentro y fuera de la piscina

Ya lo sabes. Las piscinas son para todos. También para los bebés. Si sigues estos consejos puedes disfrutar de tu hijo dentro de la piscina e iniciarle en la natación que, no lo olvides, es uno de los deportes más completos que existen. Conseguirás beneficios físicos y afectivos para el bebé y tú también pasarás un buen rato con él y con tu pareja.

¡Sólo te queda disfrutar de la piscina!

¿Añadirías algún consejo para iniciar a tu bebé en la natación? Dínoslo en los comentarios. Y si te ha gustado este post, ¿por qué no lo compartes?

Y aquí te dejo un video de cómo se realiza una clase de matronatación con una monitora:

Imagen: www.delfinesybebes.com

Publicado el 16/7/2015 en Consejos para piscinas

       

RSS 2.0 (Consejos para piscinas) RSS 2.0 (Blog)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios

CATEGORIAS

Categorías del blog

Últimas entradas

Archivo