Contacta con nosotros +34 956360759

 Mi cuenta

Piscinas desmontables: todos los tipos y sus ventajas

       

En este post te contamos todo lo que debes saber sobre piscinas desmontables. Todos los tipos de piscinas desmontables, sus ventajas y cómo mantenerlas.

Piscinas desmontables: todos los tipos y sus ventajas

¿Qué tipos de piscinas desmontables existen en el mercado? ¿Cuáles son las ventajas de las piscinas desmontables? ¿Puedo comprar piscinas desmontables baratas online ahorrándome dinero? En este post vamos a explicarte todos los tipos de piscinas desmontables que existen y también veremos sus ventajas. Ya sabes, si estás interesado en las respuestas a todas estas preguntas, sólo tienes que seguir leyendo. Empezamos.

Vamos a hacer en primer lugar un pequeño repaso a todas las ventajas que vas a tener comprando una piscina desmontable. Son estas:

Las ventajas de las piscinas desmontables

  1. Son realmente económicas. Su presupuesto es mucho más bajo que las piscinas de obra o las prefabricadas
  2. Ideales para casas con un jardín no muy grande, una terraza o un patio. La piscina desmontable se acopla a todo tipo de espacios.
  3. Las puedes conseguir con diferentes materiales y de muy diversos tamaños.
  4. Muy fácil instalación.
  5. El mantenimiento de una piscina desmontable es muy reducido y muy fácil. Te llevará muy poco tiempo tenerla en perfecto estado de revista.
  6. Tienes la opción de revestirlas con múltiples materiales resistentes a la degradación que resulta de tenerla al exterior.

Bueno, pues ya tienes las ventajas que puedes conseguir con las piscinas desmontables. Ahora queremos darte algunos consejos antes de que decidas a instalar una de estas piscinas en tu terraza, jardín o patio.

  1. Que el suelo donde vayas a poner la piscina desmontable esté recto, que no tenga agujeros ni hierbas. Mucho ojo con las raíces y las piedras porque si la colocas encima de ellas podrían dañar el linier. Mucho mejor un terreno firme que uno blando
  2. No están indicadas para que las coloques en balcones.
  3. Comprueba el peso de la piscina. Es sencillo, sólo tienes que fijarte en las instrucciones que te facilite tu proveedor.
  4. Escoge una zona con sol.
  5. Que las piscinas desmontables estén cerca de una toma de corriente eléctrica porque dependiendo de su tamaño necesitarás conectar el equipo de filtración o la depuradora.
  6. Que esté cerca de una toma de agua para poder llenarla con facilidad.
  7. Vigila por  donde coloques tu piscina desmontable no existan instalaciones de agua, gas o electricidad.
  8. Si la piscina desmontable está protegida del viento y lejos de árboles, mucho mejor porque así evitarás que se ensucie más rápidamente por la caída de las hojas.
  9. Procura que encima de la piscina desmontable no haya algún tendido eléctrico.

Todos los tipos de piscinas desmontables

Ha llegado el momento de ver la gran gama de piscinas desmontables que existen en el mercado una vez has conocido todas sus ventajas y de haber tenido en cuenta en qué lugar de tu casa vas a instalarla. Puedes encontrar los siguientes modelos:

1.      De chapa de acero o rígida

Estas piscinas desmontables están hechas, como su nombre indica, de acero. Existe una gran variedad de tamaños y formas. Son muy seguras y resistentes. Las puedes encontrar también con ciertos revestimientos que imitan otros materiales más nobles como por ejemplo la madera o la piedra, con lo que consigues un efecto estético sorprendente. No tan sólo tendrás una piscina desmontable para que toda tu familia disfrute del placer de tomar un baño sino que también se convertirá en un objeto de decoración en tu terraza o jardín.

2.      De madera

También son muy resistentes y te van a durar muchos, pero que muchos años porque la madera es un material muy duradero. Tienes que saber que la madera de este tipo de piscinas desmontables está tratada para evitar que se pudra. El gran valor añadido de estas piscinas es que conseguirás un efecto estético muy bonito. La madera es un elemento noble.

3.      Hinchables

Las hinchables son, seguramente, las más económicas que puedas encontrar y hay un sinfín de formas y diseños. Instalarla, después de haber comprobado los consejos sobre su ubicación que te hemos dado anteriormente es tan sencillo como coger una bomba de aire, colocar el tubo en el orificio indicado para ello e hincharla hasta que veas que haya cogido toda su forma.

El vinilo suelo ser el material más común para fabricar las piscinas desmontables hinchables. No obstante también vas a poder disponer de piscinas hinchables que tienen un armazón de metal para que la puedas sustentar sobre el terreno mucho mejor. No cabe ninguna duda que es la más indicada para que los más peques de la casa y sus amigos disfruten de lo lindo jugando en estas piscinas desmontables.

4.      Tubulares

Están hechas con tubos de acero, mientras que el liner suele ser de PVC. También las encontrarás de muchas formas y tamaños. De montaje y desmontaje súper rápido.

5.      Semienterradas

Como su nombre indica, una parte de la estructura de estas piscinas desmontables están enterradas en el suelo. Las semienterradas están hechas de acero o de madera. Al estar semienterradas, se integran perfectamente en el espacio. Como puedes imaginar tienen mucho parecido a una piscina que esté totalmente hecha de obra.

El mantenimiento de las piscinas desmontables

Su mantenimiento es muy sencillo. Aquí tienes otros consejos para conseguir que tu piscina desmontable esté siempre apta para el baño:

  1. Revisa que el liner siempre esté limpio.
  2. Comprueba que las mangueras que conecten tu piscina funcionen correctamente y sobre todo vigila que no haya fugas.
  3. Revisa que todos los elementos necesarios para su instalación estén perfectamente fijados. Échale un vistazo a todos los tornillos, que estén perfectamente ajustados y que no falte ninguno.
  4. Como en cualquier otra piscina, ya se de obra o en el caso que nos ocupa, desmontable, debes revisar el nivel de cloro y ph para evitar, por una parte que se ensucie y por otra que se puedan provocar irritaciones en la piel y en los ojos. Respecto a la cantidad de cloro va a depender evidentemente de los litros de capacidad que tenga tu piscina desmontable. Para saberlo sólo tienes que preguntarle a tu proveedor habitual y él te dará las pastillas de cloro que te sean necesarias. No está de más que te hagas también con un buen flucolante y con un anti algas en caso de que sea imprescindible ponerlo.
  5. Hazte con un buen limpiafondos, bien sea manual o automático y evita que la suciedad que cae en la superficie de la piscina desmontable vaya a parar al fondo. De esta manera también vas a proteger el sistema de filtración o la depuradora si estos sistemas los has instalado en tu piscina.

¿Qué hacer con la piscina cuando acaba el verano?

Y cuándo acaba la temporada de baño, ¿qué hacemos con las piscinas desmontables? Pues lo que indican la mayoría de fabricantes es que limpies a conciencia todos sus elementos y los seques concienzudamente. A continuación desmóntala y guárdala en un lugar seco, que no tenga ninguna humedad.

Pero es posible que quieras conservar el agua de tu piscina durante el invierno, entonces te aconsejamos que:

  1. Efectúa una limpieza profunda de las paredes y suelo de la piscina desmontable.
  2. Ponle un tratamiento de choque de productos químicos. Lo mejor para ello es que vuelvas a preguntar a tu proveedor qué cantidades necesitas.
  3. Cúbrela, bien con un cobertor, cubierta o lona. Si no le da la luz del sol el agua no se descompondrá.
  4. Cuando vuelvas a utilizarla sólo tendrás que retirar el cobertor, volver a tratarla con productos químicos y en 24 horas estará lista para el baño.

Nuestro consejo es que, siempre que se pueda, conserves el agua de tu piscina durante el invierno. Supone un ahorro para tu bolsillo porque el agua no es en absoluto barata pero también ayudarás a proteger el medio ambiente y todos te lo agradecerán. Las cubiertas para piscinas no son nada caras y a medio plazo habrás recuperado esa inversión.

También puedes optar por darte un baño durante todo el año. En este caso deberás buscar un sistema de climatización apropiado para tu piscina desmontable. Existen muchos y muy variados como las bombas de calor, los deshumidificadores, los calentadores eléctricos de agua. Para climatizar las piscinas desmontables también se aconseja hacer un pequeño estudio para saber qué sistema es el que te puede proporcionar el mayor rendimiento al menor coste posible.

En resumen, existen muchos tipos de piscinas desmontables, tanto de tamaños, formas, diseños y materiales. Están pensadas para que las pongas en un jardín, terraza o patio. Su instalación es muy sencilla. Con seguir las indicaciones del fabricante tienes más que suficiente y mantenerla para tener un baño perfecto tampoco te va a llevar mucho trabajo. También debes tener en cuenta la manera en qué vas a conservar tu piscina desmontable durante el invierno, aunque ya te hemos comentado que nuestro consejo es que mantengas el agua durante el invierno.

¿Ya disfrutas de una piscina desmontable en tu casa? ¿Qué tipo de piscina has elegido? ¿Conservas el agua durante el invierno o la desmontas? Nos encantaría que nos respondieras a estas preguntas en la sección de comentarios.

Y si te ha gustado este megapost, compártelo por favor.

Publicado el 3/12/2015 en Consejos para piscinas

       

RSS 2.0 (Consejos para piscinas) RSS 2.0 (Blog)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios

CATEGORIAS

Categorías del blog

Últimas entradas

Archivo