Contacta con nosotros +34 956360759

 Mi cuenta

Flucolante para piscinas: Cuándo y cómo utilizarlo

       

¿Qué es el flucolante y para qué sirve? ¿Cuándo tengo que ponerlo en mi piscina? Si tienes estas dudas lee este post porque te las vamos a aclarar.

Flucolante para piscinas: Cuándo y cómo utilizarlo

Si tienes una piscina tu objetivo está claro: mantener siempre el agua limpia y transparente, en perfectas condiciones para el baño. Ya sabes que eso depende muy mucho del saneamiento del agua, que se puede hacer por muchos métodos, entre otros el de la cloración, quizá el más frecuente. Pero de vez en cuando y sin venir a cuento, el agua se vuelve turbia. Quizá es el momento de utilizar un flucolante.

¿Qué es la flucolación?

La flucolación sirve para eliminar partículas suspendidas en la superficie de tu piscina. Lo que hace el flucolante es tan sencillo como unir esas partículas que están desperdigadas por el agua para formar “grupos de partículas” o flóculos. El agua turbia o verde se produce precisamente porque existen millones de estas pequeñas partículas, tan pequeñas que los sistemas de filtración de las piscinas no pueden con ellas. Al unirlas, es mucho más fácil destruirlas.

¿Cuándo utilizar el flucolante?

Los flucolantes son idóneos cuando el agua de la piscina se vuelve turbia pero una vez realizas la medición ves que los niveles de los productos químicos son correctos. Estas partículas pueden provenir del exterior, quizá arrastradas por vientos o lluvias y depositadas en la piscina. Evidentemente, son imperceptibles. A veces también aparecen porque se han utilizado productos para matar algas y éstos han dejado rastros de partículas que han enturbiado el agua.

¿Qué hacer después de utilizar el flucolante?

Ya te hemos explicado que cuando eches el flucolante en la piscina éste hará que las pequeñas partículas que han ensuciado el agua se unan. Una vez se unan se hundirán hasta el fondo y se podrán aspirar fácilmente por los métodos tradicionales. Algunos, sin embargo, no se unirán y continuarán en la superficie, lo que puede provocar una obstrucción en el sistema de filtración. En este caso, activa el filtro de la piscina al revés.

¿Qué flucolante usar?

En tu proveedor habitual existen flucolantes naturales y sintéticos. Pregúntale a tu proveedor cuál es el mejor para no modificar el Ph de tu piscina. En una piscina de unos 40.000 litros necesitarás aproximadamente 230 milílitros. No obstante, pregúntale también a tu proveedor la cantidad exacta. Una vez lo eches, deja que el filtro de la piscina funciones entre dos y tres horas y luego apágalo otras 12. Si tienes un limpiafondos manual, pásalo por el fondo de tu piscina.

Si sigues estos consejos, el agua de tu piscina siempre estará limpia y transparente. Eso sí. Te aconsejamos que cualquier duda sobre el flucolante se la preguntes a tu tienda de confianza.

¿Te han parecido útiles estos consejos? ¿Añadirías alguno más? Dínoslo en los comentarios y no olvides compartir este post. A algún amigo tuyo seguro que le puede interesar.

Imagen: www.manpersson.com

 

 

Publicado el 23/7/2015 en Consejos para piscinas

       

RSS 2.0 (Consejos para piscinas) RSS 2.0 (Blog)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios

CATEGORIAS

Categorías del blog

Últimas entradas

Archivo