Contacta con nosotros +34 956360759

 Mi cuenta

Cloro en las piscinas: Cómo proteger los ojos del cloro

       

¿Cómo proteger los ojos para evitar infecciones e irritaciones después del baño? Y si se produce esa irritación, ¿cómo aliviarlas? Vamos a contestar a estas preguntas en este post.

Cloro en las piscinas: Cómo proteger los ojos del cloro

En este post vamos a darte algunos consejos para evitar que tus ojos se irriten por culpa del cloro de las piscinas y te daremos también otros consejos para aliviar esa irritación. Si eres aficionado a la natación, seguro que te van a venir muy bien. Continúa leyendo.

El cloro es fundamental para mantener limpia el agua de la piscina, sobre todo si estamos hablando de piscinas públicas. Pero no cabe ninguna duda que un exceso puede provocar ciertas molestias en los ojos. El cloro es un producto que puede llegar a irritarlos e incluso provocar conjuntitivitis. Los especialistas en oftalmología recomiendan utilizar gafas de natación y no compartir nunca toallas.

Estos son los consejos fundamentales para que protejas tus ojos del cloro, sobre todo, como decimos si vas a bañarte o a hacer natación en una piscina pública:

  1. Utiliza gafas para el agua para evitar la irritación ocular
  2. No te bañes con lentes de contacto. Está demostrado que aumenta muchísimo la posibilidad de tener alguna infección ocular
  3. Dúchate antes y después de bañarte en la piscina.
  4. Utiliza también un gorro de baño
  5. Cuando salgas de la piscina protege tus ojos con gafas de sol
  6. Nunca te bañes si te han operado de los ojos durante las tres semanas siguientes a la intervención

Y si te has bañado y tus ojos se han irritado, ¿qué hacer? Tus ojos se han enrojecido nada más salir de la piscina (también te puede ocurrir si te bañas en el mar) como una reacción a las cloraminas, un compuesto químico que se acumula en las piscinas. Estos remedios te pueden venir a las mil maravillas para aliviar ese escozor, según explica el portal wikihow.com.

  1. Lava tus ojos con agua fría. De esta manera podrás eliminar esos restos de cloramina que se han podido quedar en tus ojos. Sécalos inmediatamente. Es posible que no elimines la irritación en un primer momento pero sí que notarás un gran alivio. También puedes lavártelos con agua tibia, si lo prefieres.
  2. Ponte una solución salina. Son gotas que añaden humedad a tus ojos porque lógicamente se han resecado después de nadar. Puedes adquirirlas en cualquier farmacia, pero antes consulta con el farmacéutico.
  3. Ponte unas gotas de leche. Un remedio casero que puede funcionar pero que no está probado científicamente es ponerse unas gotas de leche en los ojos. Lo utilizan algunos nadadores después de sus largos entrenamientos. Ponte las gotas de leche y parpadea. Pero, repetimos, no está probado científicamente. Si notas alguna reacción, lávate inmediatamente los ojos con agua.
  4. Aplícate bicarbonato de sodio. Es otro remedio casero, tampoco probado científicamente. Mezcla el bicarbonato de sodio, aproximadamente un cuarto de cuchara pequeña con media taza de agua. Y, como te hemos dicho en el apartado anterior, si notas alguna reacción vuelve a lavarte los ojos con agua fría.
  5. Utiliza una compresa fría, que ayudará a bajar cualquier hinchazón o irritación. Sólo tienes que empapar la compresa en agua y depositarla sobre tus ojos unos pocos minutos.

Otros métodos caseros son las bolsas de té, que se supone que tiene efectos antiinflamatorios y rodajas de pepinos.

Estos son algunos de los remedios para evitar que se te irriten los ojos cuando te bañes en la piscina. Las irritaciones de los ojos son más habituales en las piscinas públicas que en las privadas, pero también te puede ocurrir si te bañas en el mar o en un río.

En cualquier caso, consulta con tu proveedor habitual la cantidad de cloro que has de poner en tu piscina y siempre, siempre, mide el PH de tu piscina para evitar este tipo de molestias. Poner cloro en la piscina es fundamental para mantener el agua limpia, pero siempre en su justa cantidad.

¿Te han resultado útiles estos consejos? ¿Tienes algún remedio más para evitar la irritación de los ojos? Si lo tienes, ¿por qué no lo compartes con todos nosotros en la sección de comentarios? Y si te ha gustado este post, házselo saber a algún amigo tuyo.

 

 

Publicado el 24/9/2015 en Consejos para piscinas

       

RSS 2.0 (Consejos para piscinas) RSS 2.0 (Blog)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios

CATEGORIAS

Categorías del blog

Últimas entradas

Archivo